joaquinabad.es

La historia del mafioso más conocido de la provincia

Http://almeria102.blogspot.com.es

Hoy contamos, resumidamente, la historia de Juan Asensio, empresario almeriense asesinado en 2004 y considerado como uno de los grandes criminales y mafiosos del siglo XX en nuestra provincia.
Pero antes de ir al grano, una anécdota para poner en antecedentes al "despistado" que aún no sepa quien fue; principios de los años noventa, poco antes de su ingreso en la prisión de Alcalá Meco, una terraza de un bar en el Paseo de Almería y yo, hecho un zagalico, tomándome un batido mientras mi padre pide una caña y una tapa de coquinas. Aparece en la terraza Asensio con su guardaespaldas, y pide un vino y una tapa de coquinas. A los dos minutos le dice el camarero a mi padre que lo siente, pero que no quedan coquinas, y pide otra cosa. Pero al poco rato, le sirven a Asensio las que debían ser las últimas cuquinas del bar. Como digo, una simple anécdota que puede decir mucho sobre quién era Juan Asensio.

Mató a su mujer –así lo dijeron testigos que luego cambiaron misteriosamente su confesión, así como sus propios hijos-. Le pegó ocho tiros en plena calle, le pisó la cabeza y echó a correr. Se estaban separando. Esto fue en 1985 y nunca llegó a sentarse en un banquillo, aunque sí que pasó bajo arresto algunas horas. También quedó sin resolver el asesinato de Ángel Martínez, un carnicero que fue acribillado a balazos y del que cuentan que mantenía una relación con la asesinada.

Aunque Asensio sí que fue a la cárcel por el asesinato, en 1992, de Christian Poulin, un ex mercenario que mantenía negocios comunes con él, sobre todo en el mundo de la prostitución. A pesar de considerarse “un tipo duro”, Poulin le reconoció al juez Baltasar Garzón en un escrito que “sentía miedo” hacia Juan Asensio. Fue poco antes de morir asesinado.

Su hijo mató a 'el Chino'

En prisión. Asensio se hizo amigo de Mario Conde y al salir, en 1999, entabló amistad con Giuseppe D´amico, conocido en Almería por ser propietario de distintos locales de ocio y alterne y por estar relacionado con la camorra napolitana. Asensio continuó expandiendo su imperio de cines, locales y propiedades diversas. Incluso los abogados de su hijo Juan José aseguran que, en los años posteriores al asesinato de su esposa, las propiedades que supuestamente había despistado del régimen de gananciales mediante testaferros las fue recuperando por diversos métodos, de forma que sus hijos no vieran ni un duro. Éstos, según se dice en la denuncia, "se han visto privados de la mayor parte de la herencia de su madre, debido a que no se han incluido en ésta bienes que previamente fueron sustraídos de la sociedad de gananciales por el señor Asensio Rodríguez -el padre- que hoy figuran exclusivamente a su nombre o a nombre de testaferros". Y es que el valor de las propiedades de Asensio ronda los 28 millones de euros.

Juan José Asensio, hijo de Juan Asensio, se aprovechó entonces de que Manuel Lillo, que había sido contable de su padre, se acababa de enfadar con el capo almeriense por “amenazas de muerte”. Asensio junior creyó que sería una gran jugada por su parte contar, en el juicio contra su padre, con el testimonio de Lillo, quien contaba que, en una de aquellas amenazas, el capo Asensio le apuntó con un dedo, a modo de pistola, y le advirtió de que le mataría. El 27 de noviembre de 2003, Manuel Lillo murió tiroteado por unos desconocidos. Casualidades de la vida.

Pero el que a hierro mata, a hierro muere, y así terminó pasando. En febrero de 2004, el temido y respetado Juan Asensio era asesinado en el portal de su casa. Le pegaron dos tiros a bocajarro, en la frente y en la boca. La Policía supuso que se había realizado con silenciador, ya que ningún vecino se percató de nada, y que había sido un ajuste de cuentas y no un robo, pues la billetera de Asensio estaba a rebosar. ¿Y quién lo hizo? Oficialmente nada se sabe, pero varios rumores y teorías existen desde el asesinato de Asensio, como si fue un sicario contratado por Giuseppe, si fue uno de los hijos que pleiteaban contra su padre o, simplemente, si fue cualquiera de los muchos enemigos que Asensio se ganó con el paso de los años,

Pocos meses después de su muerte, uno de sus hijos, Juan José, era condenado a cuatro años de prisión por matar de cuatro disparos al ex escolta de su padre y conocido como `el Chino`, aunque, según la Policía, este crimen no tiene relación con la muerte de Juan Asensio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.