joaquinabad.es

Maniobras en Zarzuela

Parece que en un ala del palacio de la Zarzuela, concretamente de los cortesanos y bufones que ríen las gracietas de Juan Carlos, no ha sentado nada bien la publicación del libro de Pilar Urbano, por la Editorial Planeta, La Gran Desmemoria, donde se relata con pelos y señales las maniobras del Borbón para echar a Adolfo Suárez del gobierno y que socialistas, comunistas, alianciancistas y traidores de la UCD aceptaran un gobierno de salvación nacional presidido por el general Alfonso Armada.
La publicación de dicho libro histórico, forma parte de un movimiento que trata de que, teniendo claro que la jefatura del Estado ha sido continuamente desprestigiada por los devaneos económicos y de faltas de Juan Carlos, este se vea forzado a abdicar en su hijo Felipe de Borbón, que por ahora no tiene sobre su curriculum escándalo conocido. A su padre, durante décadas, se le han perdonado todos los devaneos y existía una especie de pacto tácito en los medios informativos españoles para ocultar sus pecados.

Después de lo de la caza de elefantes, parece que ese pacto ha quedado roto. Son demasiadas las veces que la prensa ha silenciado sus escándalos y temiendo que esos hechos deterioran la figura de la monarquía, se creó la llamada "operación Felipe". Una operación que goza de la ayuda de la propia esposa mil veces despreciada y humillada, Sofía de Grecia, de cierto sector de la Iglesia, el Opus, y cientos de conocidos empresarios que se han cansado de amoquinar una pasta cada vez que el Borbón pasaba el cepillo. Porque por el camino algunos han quedado marcados para siempre: Javier de la Rosa, Mario Conde, Díaz Ferrán, Diego Prado...

El maremoto tras la publicación de "La Gran Desmemoria" ha sido brutal. De la Zarzuela presionan para que se castigue al rebelde editor Lara y los banqueros cortesanos ya han empezado la caza. Banco de Santander y CaixaBank han comunicado a Planeta que deben vender activos y pagar los más de mil quinientos millones de créditos vencidos...

Dicen que José Manuel Lara está pasando un auténtico calvario a cuenta de haber autorizado, personalmente, la publicación del libro de la periodista-monja Pilar Urbano. Un libro lleno de filtraciones de la propia reina Sofía que se está despachando a gusto de los cuarenta años sufridos de continuas infidelidades y maltrato. Incluyendo exhibiciones con sus amantes y derecho de pernada...

Muchos de los que animaron al editor a dar el paso al frente, ya me entienden, ahora andan escondidos de las iras del Borbón. Incluso los banqueros cómplices le han amenazado con hacerle un "calvo" cuando pida renovar alguno de los cientos de créditos que le tienen concedido.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.