joaquinabad.es
Como siempre

Como siempre

Y es que siempre ha sido una casta la que ha vivido como dios mientras millones de mortales, de súbditos, pasaban hambre. Para que los reyes, duques, marqueses, hoy jefes de gobiernos autonómicos y sus políticos a sueldo, vivan como reyes, sin dar palo al agua, tiene que existir todo un millonario ejército de mil euristas.

De parados sin derecho a nada, de trabajadores de 42 horas semanales, a los que hacienda les birla el treinta por ciento de lo que ganan, más del 21 por el iva, mientras los que mandan, los políticos, unos privilegiados, o los empresarios que dictan las leyes, apenas cotizan un 4 por ciento de sus abultadas ganancias. Y claro, esas ganancias después de haber puesto a nombre de la empresa coches, chóferes, avionetas, chalet, viajes al extranjero en primera... Porque tenemos a una clase política, una auténtica casta de ciudadanos privilegiados, como está ahora de moda llamarlo, que en los diferentes parlamentos se ponen el sueldo y se asignan privilegios mientras el país se desangra en mil y un casos de corrupción. Porque mientras los mil euristas acuden todos los días a su puesto de trabajo, los de la casta no necesitan ni despacho para que la Endesa de turno, o Gas Natural, le pague el sueldo millonario al político que ha fichado para que le asesore... No me extraña que Felipe González, aquel que llegó al gobierno en el 28-O del ochenta y dos en coche utilitario, diga que le aburre ser consejero de Gas Natural, de Fenosa, donde le pagan todos los meses por no hacer nada... O al ex ministro de economía Pedro Solbes, uno de los responsables del desaguisado en época del iluminado Zapatero, cobrando sin trabajar como consejero de la eléctrica Enel... O la pija socialista Elena Salgado, de la que sus chóferes se quejaban cuando era ministra porque les enviaba a por sus jovencitos a altas horas de la noche... Ahora estos del pepé, que han traicionado a su masa de votantes de toda la vida, están de los nervios porque ven el final del bipartidismo y tras las siguientes elecciones miles de sus políticos se van a quedar sin pisar moqueta. Y eso generará toda una guerra sangrienta entre los que dejan el coche oficial y quienes lo conservan... habrá puñaladas, como las que ya empiezan a conocerse tras el cacharrazo de los socialistas comandados por Alfredo el químico y su escudera preferida, la antipática Elena Valenciano, que durante su mandato en el Parlamento Europeo gozará de salario de lujo sin trabajar apenas 6 horas a la semana. ¿O es que creen que la socialista ha optado al cargo para trabajar? El Parlamento Europeo es un auténtico cementerio de elefantes moribundos. Lugar donde se destinan a los políticos cuyo momento ya terminó, pero que había que premiar con un lugar bajo el sol. ¿Está claro?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.