joaquinabad.es
Los mejores no nos gobiernan
Ampliar

Los mejores no nos gobiernan

Por Joaquín Abad
x
joquincibelesnet/6/6/14
+Google " class="enlace" target="_blank">+Google
miércoles 16 de julio de 2014, 15:39h

Siempre que ha gobernado el clan sevillano, España se ha empobrecido. Como se empobrece Andalucía, año tras año. Porque los socialistas, esos que se han movilizado para que Pedro Sánchez se hiciera el domingo pasado con la secretaría general del pesoe,

son los únicos responsables de que en sus casi cuarenta años de regir los destinos de esa región, el alto índice de paro sea el santo y seña de Andalucía. Una Andalucía secuestrada por el clientelismo, por el enchufe, por la dedocracia de Chaves, Griñán y ahora de Susana Díaz.

Y es que si se celebraran primarias para elegir al candidato a Moncloa, a presidir el Gobierno de España por parte de los socialistas, seguro que, como pretendía el anterior Jefe del Estado, Juan Carlos, Susana ganaría la partida. Aunque será difícil que el pesoe gane o pueda gobernar, dada la sangría de votos que cada día adelgaza y adelgaza a la formación que en varias legislaturas gobernó con mayoría absoluta.
Lo que resulta chocante es que los responsables de los escándalos más sonados de corrupción y nepotismo, sean los que se sientan en el consejo de ministros y propongan leyes que son los primeros en sortear.
Parte de culpa de que los mejores no nos gobiernen, y accedan los corruptos de toda índole, la tiene la falta de separación de poderes. El judicial está sometido al ejecutivo y al parlamento con vergonzosas cuotas de poder que se reparten cada equis tiempo con todo descaro. Incluso con luz y taquígrafos.
El gobierno de Rajoy pasará a la historia no por haber enderezado los errores que se han cometido durante estos años de simulacro democrático antiguo. Con mayoría absoluta pudo haber acometido reformas profundas que ni siquiera ha iniciado, a pesar de que estaban en el programa electoral.
Al pepé, al gobierno de Rajoy, lo que le preocupa, de verdad, es que El País, por ejemplo, caiga en bancarrota y no pueda hacer frente a los intereses de los más de tres mil, sí tres mil, millones de euros de deuda. Pero para eso está Soraya, para obligar a las entidades bancarias que conviertan en participaciones la deuda de Prisa...
Porque está visto que el pepé, siempre, ayuda más al que tiene miedo que al propio. Los del pepé, aquí, en Madrid, y en provincias, pagará lo que haga falta a la prensa crítica antes de a la amiga. Dicen que lo decía Lenin: La derecha pagará la soga de su propia horca. Y qué razón tenía. Y qué razón tiene.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios